kanalB.at ·labournet.tv ·unitedaliens.tv ·Zeitzeugengeschichte ·G8-TV
DEUTSCH / ENGLISH
28 AÑOS SIN OLVIDO: MONSEÑOR OSCAR ARULFO ROMERO, COMPAÑERO DE CAMINO
POR: GLORIA ISABEL CUARTAS MONTOYA
/Quiero contarte que no acepto la imposición ideológica, cultural
paramilitar y me declaro en desobediencia civil /24 DE MARZO DE 1980-
24 DE MARZO 2008 [1] /….” Se reprime, cada vez en forma mas violenta,
alevosa e injusta, cualquier disidencia contra la forma actual de
capitalismo y su institucionalización política, inspirada en la teoría
de la seguridad nacional. Sabemos también como la mayoría de los
campesinos, obreros, pobladores de tugurios, que se han organizado
para defender su derechos y promover legítimos cambios estructurales,
son simplemente juzgados de terroristas y subversivos y por ello son
capturados, torturados, desaparecidos y asesinados sin que cuenten
prácticamente con una institución judicial que los proteja o les de
oportunidades de defenderse y probar su inocencia…..” [2] [1]/

Hace algunos días no escribía en la página Web que figuraba a mi
nombre, no solo era un problema personal, ante todo era una
incertidumbre espiritual con los últimos acontecimientos del país, al
demorarme a renovar el dominio, lo ocuparon, ahora se puede visitar
como www.gloriacuartas.org [2]. Tengo 47 años y desde que tengo razón
experimento los efectos del conflicto social y armado interno, los
“expertos” y las “expertas” lo nombran de diversa manera, mientras se
impone desde el 2002, un nuevo modelo y una estrategia ideológica y
militar que mediante la propaganda y la persuasión convence a la
opinión pública que desaparecieron las causas y los fines
estructurales del conflicto.

Mientras tanto, se consolida ese escenario de tribulaciones, se
imponen un estilo de “gobernabilidad” basado en la mentira, el
autoritarismo, la violencia. Esta de moda por estos días, ir detrás
del rejo del arriero, acompañar al tirano y rodearlo de una alta
popularidad, y no asumir la responsabilidad social que le compete al
Estado y que nos toca vivir, en medio de la descomposición social y
ética a la que asistimos en Colombia. El miedo de las masas, esconde
los sentimientos, la razón y la critica y se prefiere gritar
respaldando sin condición por parte de “amplios sectores” que así lo
muestran las encuestas.

Es mejor borrar y exterminar el pasado do de un conflicto y pensar
que aquí no ha pasado nada. Se centra la atención en convencer al
pueblo que lo que hemos vivido por años enteros, la exclusión, la
marginalidad, la imposición de prácticas corruptas no existe más. El
cambio de paradigmas en la manera de vivir generando nuevos “modelos”
en la cultura, la amnesia como principio rector que condiciona las
nuevas lecturas sobre el país y su compleja realidad. Mientras se
construye con un sistema de propaganda muy “bien “asesorado” y los
grandes medios de comunicación consolidan en medio de la llamada
globalización, los dispositivos culturales que favorecen el olvido y
dan por necesario y correcto el estilo de “gobierno” paternalista y
autocrático que compra mediante favores la voz de los que anuncian al
país, una verdad construida y expandida como una práctica exitosa.

En medio de esta realidad que crece, no acepto esta orfandad social
y esta desmemoria que produce la consolidación ideológica paramilitar
y me declaro en desobediencia civil. Desde mi vida cotidiana en los
espacios íntimos y públicos hago resistencia a ese modelo de
vergüenza, opto por la práctica de un feminismo de la solidaridad, la
lealtad, el compromiso de caminar siempre con los más oprimidos, con
las victimas, con los que sufren, con las comunidades que trabajan
desde su dignidad como una manera de reaccionar ante los crímenes de
estado, seguiremos con la denuncia de las desigualdades y contra la
sevicia del régimen. Mi resistencia pasa por la memoria, mi voz
siempre anunciara los nombres y las huellas de aquellos que como el
hoy el presidente de la republica entonces gobernador de Antioquia, de
la mano de grandes sectores económicos, políticos y militares
consolidaron mediante la pacificación y el arrasamiento de vidas y
procesos sociales, el laboratorio de lo que hoy conocemos como el
exitoso desarrollo de la política d seguridad democrática.

Me impresiona la decisión estructural de llevarnos a creer en un
tipo de sociedad que para no ser indiferente ante el dolor de los
privados de su libertad a causa del conflicto, acompasa las acciones
que ocultan la verdadera realidad, como por ejemplo, la música que hoy
llaman de paz y de contenido político que ante todo, se centra en el
melodrama de las historias individuales sin compromiso social.

De esta manera, se pierde el sentido que la música comprometida con
el destino de los pueblos introduce en la piel, la historia de las
luchas históricas que por la felicidad de los pueblos y la defensa de
los derechos humanos inmortalizaron y siguen teniendo vigencia en la
voz de quienes con más insistencia continuamos escuchando a Silvio
Rodríguez y la trova cubana, Violeta Parra ,Isabel parra, Mercedes
Sosa , Víctor Heredia, Pablo Milanes, León Gineco, Víctor Jara,
Soledad Bavo, Serrat, el furibundo entre otros y los hombres y las
mujeres poetas , cantores de la esperanza, regalo de esta América
Grande que hoy son energía cultural, espiritual y que aún nos permiten
vivir con esperanza para no sucumbir ante la indiferencia de la
guerra. Se nos invita a renunciar a nuestras creencias políticas de
izquierda, se nos quiere convencer que estos nuevos modelos que
creemos son vacíos están condicionado las mentes y el corazón, están
imponiendo estilos de “periodismo” formas de gobierno que nada tienen
que ver con la voluntad de los pueblos sino con el poder del dinero y
las armas, con la orden imperial de las nuevas formas de “gobernar y
atacar preventivamente” desde los lugares que sea.

Se rompen los limites de las fronteras no para que los pueblos
construyan sus caminos e intensifiquen sus solidaridades sino desde
las armas desde las mas sofisticadas practicas traídas de campos “
experimentados” de la guerra.. “las lecciones” en Irak, la manera de
violentar y romper la dignidad de los pueblos, de producir daño y
dolor casi invisible para la prensa mundial, esas lecciones se copian
y se imponen. Estados Unidos no solo condiciono la suerte de Centro
América después de la llamada “paz”, sino que centra su atención desde
el Pentágono en América Latina, en Colombia su centro vital para
concentrar poder económico y concentrar su acceso al petróleo, sus
biocombustibles y el agua, entre otros.

Este territorio en la geopolítica de la guerra imperial, ahora
tiene nuevas significaciones. Se habla de operaciones de “guerra”
cuando le conviene al régimen y se retoma el mandato de llamar
“terrorismo”, a toda practica social que igual que lo señalaba
Monseñor Romero hace mas de 28 años en la realidad Salvadoreña hoy es
vigente en esta realidad Colombiana. La amenaza esta vigente .. Cada
día es mas sofisticada la guerra que nos imponen y este Gobierno
Colombiano que ha entregado la soberanía nacional y ha profundizado la
crisis social vía legislativa utilizando unas mayorías cuestionadas e
ilegitimas que han alanzado como nunca la peor crisis ética y moral,
si los que legislan son en su mayoría comprometidos con el asesinato y
la corrupción ¿de qué moralidad publica y que tipo de leyes aprueban?
¿Cuál rumbo le queda la juventud? ¿Cómo pueden las minorías
alternativas avanzar? Y aquí te hablo Oscar de la incertidumbre que
siento con esta iglesia jerárquica en Colombia, trato por todos los
medios de comprenderla pero es imposible, todavía creo especialmente
en las religiosas, estas mujeres que en medio de la crisis nuestra
están día a día cubriendo con sus cuerpos y sus vidas a las niñas y
niños en medio del conflicto y hacen del afecto y el amor la dosis
diaria para resistir en medio de la guerra. ¿Hasta Cuando? Resuena en
mi la palabra que es legitimada como factor de poder de la iglesia
Monseñor Pubiano, su estilo autoritario me aleja de Dios, me aleja de
la fe popular.

No puedo creer que el Dios del Gobierno, al que le rezan en palacio
de Nariño y por medio del que legitiman la muerte y bendice las armas,
sea el mismo del que nos hablaba Oscar Arnulfo.. No puedo creerlo…
Esta iglesia jerárquica que se alegra de la muerte y de las formas que
cada día se recrean para mostrar los cuerpos destrozados como victoria
simbólica. Esta iglesia me perturba.. Tampoco acepto esta iglesia que
oculta la vida solidaria de mujeres que despiertan día a día en medio
de su diversidad el milagro de la vida. Me duele el silencio ante el
secuestro y 10 años perdidos en la soledad sin intentar desde la
moral, desde la solidaridad cristiana un camino certero sin hacer
conjeturas con los favores del poder. Donde esta la iglesia que
acompañaba al pueblo en medio de “sus angustias y esperanzas , de
frustraciones y expectativas”? Por que se persigue a Jose maria Vigil
un hombre comprometido con las causas humanas de iglesia popular
LatinoAmericana? Oscar Arnulfo. El conflicto en Colombia persiste.

La guerrilla existe en Colombia, se degrada la guerra, negarla,
destruirla vía bombardeo no será la solución. Cada vez un nuevo
“grupo” levantara su bandera. Creo firmemente que el dialogo será la
única salida, no bajo la teoría de dialogar con vencidos. Creo que
Colombia merece una búsqueda alternativa hoy recogiendo la Esperanza
Latinoamericana, los pueblos aun podemos dialogar y será por la vía
del poder popular que podamos hacer que nuestras voces se escuchen,
por los menos la mía seguirá denunciando sin arrepentirme. Sin
justicia será imposible una salida. Por estos días se premia la
barbarie, se deja en el silencio el dolor de crímenes de Estado,
existe una ley que ha sido creada para favorecer una” paz de silencios
y derrotas” Por estos días una mujer negra, valiente, inteligente que
arriesgo todo por la causa de libertad me permite sentirme en paz, con
ella percibo que otras voces permanecen aun en medio de los riesgos…
muchos hombres y mujeres siguen fieles a la tarea de la libertad,
viven files a su opción de vida.

Las nuevas estructuras con sus nuevas formas, “Las Águilas Negras,
traen en su pico el mensaje del terror de la matriz social y política
del terror, amenazas que se ciernen sobre las vidas de defensores y
defensoras de la dignidad. En este país, repetimos contigo
¡Bienaventurados, Bienaventuradas quienes trabajan por la paz! Porque
no podemos olvidar. /Gloria Cuartas //Colectivo Otra Colombia Es
Posible/

/________________________/
[1] [3] Monseñor Oscar Arnulfo Romero. Arzobispo de San Salvador.
Asesinado por el Estado Salvadoreño el 24 de marzo de 1980, después de
tres años de vida arzobispal.

[2] [4]La voz de los sin voz. La palabra viva de monseñor romero. J
Sobrino, I Martín Baro y R cardenal. UCA Editores. Pág. 157, numeral
71 “no a la violencia arbitraria del estado.

Vínculos:
---------
[2] http://www.gloriacuartas.org


[DHCOLOMBIA.INFO]

nimm eine Fördermitgliedschaft!
video-player | screenings | newsletter | faq | vertriebsstellen | impressum | kontakt
Spenden an: content e.V. Postbank Berlin, Kontonr.: 6814102, BLZ: 10010010, IBAN: DE82100100100006814102, BIC: PBNKDEFF